El xalet del tio Barrella

el trinquet

La «pilota valenciana» estuvo muy arraigada en el campo de Elche, pero hasta los primeros años de la década de los treinta no hubo pistas adecuadas para practicarla.

El Tio Barrella construyó el llamado «el xalet», en el ángulo que forman la vereda de Santa Teresa y la carretera de Matola, donde actualmente se encuentra el Restaurante Matola. Fue el primer edificio construido en el campo ilicitano con estas características arquitectónicas y uno de los primeros para reunirse la gente en plan lúdico.

Tenía un salón donde los hombres se reunían a pasar la tarde hablando o jugando al julepe y al «set i mig», y un bar donde se servían bebidas alcohólicas y refrescos. Adosado se encontraba el «trinquet» con diversas filas de asientos de obra para que la gente pudiera ver cómodamente los partidos de «pilota». Se aficionaron mucho por este deporte los jóvenes «llauradors».
Por estas fechas también el «Tio Xassarra» construyó otro trinquete en la entrada del pueblo, junto a la carretera de Matola, donde se celebraban muchos partidos de pilota entre jóvenes del campo y de la ciudad, con mucha rivalidad entre ellos.

Después de la guerra civil, el juego de «pilota» se fué perdiendo hasta desaparecer por completo en esta zona, no así en otras partes de la comunidad valenciana.

Si tienes fotografías o conoces datos o historias relacionadas con el «trinquet» de Matola puedes ponerte en contacto con matola@matola.es o dejando un comentario más abajo.

Jerónimo Colomina

Una respuesta a «El xalet del tio Barrella»

  1. Hola, soy Arlette Canales, estoy sentada con mi tía Maria Canales Coves y me estaba contado historias del pasado. Nombro «El Trinquet», ya que sus padres se conocieron allí. El Tio Barrella, es el abuelo de mi tía. El padre de su madre y mi bisabuelo. Recuerda algunas historias de esa época, ya que vivía ahi. Si os interesa, podéis llamarla. Vive en Santa Pola. Se ha puesto muy feliz, cuando ha visto el nombre del Tio Barrella y se piense en el. Muchísimas gracias. Un cordial saludo de Arlette Canales y Maria Canales Coves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *